Mitsubishi Motors

Mitsubishi Motors
Productos Utilizados

En 1870, en el siglo XIX, Yataro Iwasaki exploraba la ruta comercial entre China y Rusia con sus tres barcos. La Mitsuwaka ( tres ríos en japonés) crecieron y las tres embarcaciones se transformaron en diamantes, símbolo de la marca. En 1873, la empresa fue rebautizada Mitsubishi Shokai. El cuarto presidente de la empresa, Koyata Iwasaki, nieto de Yataro, comenzó a invertir en vehículos motorizados, naciendo así Mitsubishi Motors, en 1917.

Mitsubishi Motors de Brasil (MMCB) fue una de las primeras montadoras a llegar al país, en 1991, después de la apertura de las importaciones [3]. Seis años después, en 1997, la empresa lanzó la piedra fundamental de su unidad industrial en Catalán, sudeste de Goiás. En ese momento, la marca de los tres diamantes comenzó un nuevo camino, dejando de ser representante, para convertirse en la primera fabrica de automóviles en el país con un capital 100% nacional y, también, la primera a ser instalada en la región Centro-Oeste.

 

La MMC Automóviles de Brasil Ltda. Es una montadora de Mitsubishi Motors en Brasil. Desde su inauguración, ya vendió mas de 200 mil vehículos en Brasil y cuenta ahora con una facturación anual en torno a los R$ 4 billones, siendo una de las 100 de las empresas más grande del país.
Posee el mayor conglomerado de Asia y el grupo es uno de los 10 mayores en todo el mundo, desde la cerveza Kirin a las cámaras Nikon. Son más de 200 grandes empresas en 180 países.

Comentario

“Conocemos los detectores de fuga de aire de COSMO, con los cuales trabajamos hace aproximadamente 3 años. Los productos se han mostrando bastante robustos y confiables, asegurando los procesos de montaje y la liberación de productos con la mayor confiabilidad posible. Es visible que las pruebas de estanqueidad son de extrema importancia dentro de un proceso de fabricación seco, dado que su objetivo, que dicho sea de paso cumple muy bien, es de garantizar la entrega de productos 100% impermeables, eliminando de forma excesiva la necesidad de repetir trabajos”

 

Takênyo Silva – Supervisor